jueves, 20 de diciembre de 2007

PEDRO MARÍA POGGIO ALVAREZ (1863-1929)

EUGENIO EGEA MOLINA
  Político palmero, parlamentario, pintor, coleccionista de obras de arte y director general de Bellas Artes y Primera Enseñanza

Nació en Sta. Cruz de la Palma, el día 8 de enero de 1863.
Hijo de Félix Poggio Lugo y Josefa Alvarez Massieu. Su padre impulsó en La Palma el cultivo de tabaco y estableció la primera fábrica para su elaboración; promoviendo el fomento de la exportación de conservas como medio de incrementar los recursos industriales de la misma. Tuvo una importante faceta como pintor y coleccionista de arte; con motivo de su fallecimiento el Diario de Avisos de 24 de noviembre de 1924, decía al respecto: «Dominábale su amor a las bellas artes, y sus preciosos cuadros y magníficos retratos eran y son, por su técnica, colorido y exactitud, sumamente apreciados».
Pedro Poggio estudió bachillerato en La Laguna (Tenerife) y Derecho en la Universidad de Madrid, donde obtuvo el grado de doctor. Ingresó por oposición en el cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueológos, alcanzando la máxima categoría.
Afiliado al Partido Conservador, durante más de 20 años ejerció como diputado y senador por Canarias, en los distritos de Sta. Cruz de la Palma y Los Llanos de Aridane.
Mantuvo una dilatada vida pública, ocupando cargos destacados como primer Director General de Bellas Artes, organizando este departamento, y Director General de Primera Enseñanza. Nombrado académico de mérito por la Real de Legislación y Jurisprudencia, y como numerario de la de Bellas Artes de San Fernando. Asimismo, recibió la Gran Cruz de Villaviciosa, la Orden de Carlos III y la medalla de Oro de la Jura.
A su gestión se debió el Museo Provincial de Bellas en Sta. Cruz de la Palma (1913) –actualmente Museo de Bellas Artes de Sta. Cruz de la Palma- por el que hizo trasladar una serie de cuadros en depósito de los museos de Arte Moderno de Madrid y el Prado. Además de la donación de más de 200 cuadros de su propiedad particular.
Político preocupado por la cultura y el arte, entre sus actuaciones se encuentra la creación de una biblioteca pública en Mazo (1897), municipio para el que consiguió además la construcción de un faro. Por las diversas actividades realizadas, la villa de Mazo le nombró Hijo Adoptivo.
Como pintor vocacional, al igual que su padre Félix Poggio Lugo, no se ha estudiado su personalidad artística encuadrada en el movimiento post-impresionista (TARQUIS, M. 1949).
El 8 de mayo de 1929, murió en Madrid a los 66 años.
Los municipios palmeros de Sta. Cruz de la Palma y los Llanos de Aridane honran su memoria con calles que lo nominan.

BIBLIOGRAFÍA
- TABARES DE NAVA, T. Historia de los Poggio. Imprenta Católica. Sta. Cruz de Tenerife (1941).

- TARQUIS, M. Dos artistas olvidados. Diario Arriba España, p 2. 2 de enero de 1949
Arreglado y ampliado el 19/08/2011
 

2 comentarios:

Rosa Elena dijo...

La Sociedad Cosmológica de Sta. Cruz de la Palma fue fundada en el siglo XIX, siendo faro de la intelectualidad y depositaria de la cutura. Guardó los hallazgos arqueológicos prehispánicos (auarita) de la Isla.
Creó, el primer centro de lectura público de la isla, con magníficos fondos donados por ilustres palmeros, entre ellos Pedro Poggio Alvarez.

Anónimo dijo...

PEdro Poggio tambien donó unos 100 cuadros de su colección particular a un museo de la palma , que en la actualidad según me han dicho fue expoliado y faltan muchos cuadros que deben estar en casa particulares