jueves, 1 de noviembre de 2007

ORIGEN Y DISTRIBUCIÓN DEL APELLIDO MOLINA

ORIGEN DEL APELLIDO MOLINA

El linaje Molina tiene un origen antiquísimo que entronca con los godos. Descienden de Pedro, duque de Cantabria que dio lugar a dos ramas: la de los reyes de Asturias, León y Castilla, y la de los Condes de Lara, uno de ellos, Manrique de Lara, vizconde de Narbona, recibe el condado o señorío de Molina, una importante plaza estratégica entre Castilla y Aragón.
Uno de sus descendientes, Pedro González de Lara, lucha con el rey Fernando III de Castilla y pierde la guerra, por lo que su hermana Mafalda, es casada con el infante don Alonso, hijo de don Alfonso IX, rey de León, y de su esposa doña Berenguela, reina de Castilla, y lleva en dote el Señorío de Molina que pierde Pedro, que es conocido desde entonces como "el Desheredado".

Los descendientes del "Desheredado" se fueron dispersando por toda España, creando importantes y nobles casas solares, principalmente en Murcia, Aragón, Andalucía y Extremadura. Los Fernández de Molina en Úbeda, los Ruiz de Molina en Molina, Huéscar, Madrid y Murcia. Los Molina Tirado en Aragón, Gómez de Molina en Málaga, Hernández de Molina en Sevilla. Etc.
También pasaron a América y destacaron especialmente en Cuba, Guatemala, Colombia, El Salvador, México, Ecuador, Chile y Argentina.
DISTRIBUCIÓN DEL APELLIDO EN ESPAÑA
En España actualmente el Instituto Nacional de Estadística, con datos de 2006, estima que hay unas 138.542 personas que comparten el apellido Molina. Prácticamente presente en todas las provincias, aunque con poca frecuencia en las provincias de las Comunidades de Castilla-León, Asturias, País Vasco y Cantabria.
En Canarias, el número de personas apellidadas Molina suman 7.059 repartidas en 3.942 en Las Palmas y 3.117 en Sta. Cruz de Tenerife.
Fuentes:

EUGENIO EGEA MOLINA

1 comentario:

Eugenio Egea Molina dijo...

Según el genealogista, Miguel Rodríguez Díaz de Quintana:
Los Molina de Gáldar procedieron de una rama solariega de Úbeda, y datan en la isla desde mediados del siglo XVI, desde donde han dimanado líneas establecidas en diferentes lugares del Archipiélago.