jueves, 1 de mayo de 2008

LA ATLÁNTIDA, CONTINENTE SUMERGIDO

EUGENIO EGEA MOLINA
El nombre de Atlántida se deriva del titán Atlante condenado por el dios Zeus a cargar, sobre sus hombros, los pilares de la tierra. En varias versiones de la mitología griega, se dice que tenía siete hijas que se han asociado a las siete islas Canarias. Así, a las islas se les considera como las cumbres de la Atlántida, continente sumergido en las profundidades del océano.
Atlante de Toni Gallardo en Gran Canaria.
Su situación se localizaba al otro lado de las Columnas de Hércules (estrecho de Gibraltar), habitado por los atlantes descendientes de su primer rey Atlas, hijo del dios Poseidón, señor soberano del mar, y de mujer mortal.
Este continente tenía todo tipo de riquezas imaginables, su pueblo era el más sabio y avanzado. En el centro, se encontraba su gran capital, con el Palacio y Templo de Poseidón.
Sus sabios compartían sus amplios conocimientos y su cultura con los demás pueblos, manteniendo el equilibrio y la paz. Los atlantes fueron fieles seguidores de la justicia, la generosidad y la paz.
En el transcurso del tiempo fueron degenerando y se convirtieron en avariciosos y beligerantes. Descubrieron los secretos de los dioses acerca de las energías cósmicas y las fuerzas para destruir el género humano. Por este motivo, el dios supremo Zeus castigó a los atlantes, enviándoles en una sola noche, cruentas erupciones volcánicas y maremotos que lo destruyeron, hundiendo bajo el océano el continente Atlántida.
Del mismo, hoy quedan a la vista las islas de la macaronesia (makáron nesoi): Azores, Madeira, Canarias y Cabo Verde.



1 comentario:

deicy brigitte lavao pastrana dijo...

me parece muy interesante este tema ... y es para muchos una curiosidad saber si es real o no esta historia que maravilla a cualquiera