viernes, 1 de febrero de 2008

CARNAVALES CANARIOS, DE LOS BAILES DE DISFRACES A LOS MOGOLLONES

EUGENIO EGEA MOLINA

Hasta bien entrado el siglo pasado, el baile ha sido el máximo exponente de los carnavales canarios. Por supuesto que los bailes no se centraban exclusivamente en estas fiestas; lo que le daba su propio matiz eran las máscaras y los disfraces.
Los bailes carnavaleros fueron los protagonistas exclusivos de estas celebraciones hasta que, a principios del siglo XX, aparecen nuevos actos como las cabalgatas y galas.
Todavía en las primeras décadas del siglo pasado, grupos personas disfrazadas se reunían para cantar y bailar sones de la tierra. En lugares públicos acompañados de parrandas se improvisaban los bailes. Allí se congregaban las máscaras y comparsas, representándose en ocasiones pantomimas y pequeñas piezas teatrales. Las calles fueron el escenario natural de estos primeros bailes de carnaval.
Con posterioridad, a partir de los años veinte se comienzan a celebrar bailes de máscaras y disfraces: de círculos más reducidos –familias destacadas socialmente- van pasando a sociedades y casinos, encontrándose localizados en sitios cerrados. En estos, sociedades y clubes, se mantienen clandestina o semi-clandestinamente las celebraciones de las carnestolendas. Prácticamente, estos se mantuvieron en la época de la prohibición franquista-eclesial, manteniendo su apogeo hasta los años 70.
A partir de 1976, con los nuevos aires democráticos el carnaval toma de nuevo la calle y se institucionaliza, los bailes conviven con otros actos pero siguen manteniendo su lugar predominante. En las grandes urbes los bailes son multitudinarios, miles de personas se congregan en los mismos; celebrándose por la noche de fines de semana hasta desembocar en el del lunes de carnaval donde se desatan todas las previsiones de participación. Ya no se habla de bailes pues la participación en los mismos es masiva, de ahí que en algunas localidades isleñas hayan tomado el nombre de Mogollones.
En el año 1987, en Sta. Cruz de Tenerife, llegaron a congregarse unas 250.000 personas, registrándose como récord Guinnes como mayor concentración de personas en una plaza para asistir a un concierto. En el aquel histórico evento actuaban Celia Cruz y los Billo´s Caracas Boys.
Estos mega-bailes abiertos en grandes espacios, están dominados por los ritmos latinos y en ellos han actuado los más grandes artistas y grupos internacionales más reconocidos de este género. Amén de los arriba mencionados han participado también: los Van Van, Oscar 
D´León, José Alberto el Canario, Carlinhos Brown, Lucrecia, Albita Rodríguez, Juanes, Carlos Vives…
Así, a través del tiempo, los bailes de disfraces en las islas han pasado de lugares públicos abiertos y pequeños grupos de participantes a grandes espacios y multitudinaria participación, quedándose por medio las celebradas en casas particulares y sociedades o clubes.

ENLACES RELACIONADOSApuntes sobre los carnavales en las Islas CanariasAgrupaciones musicales en los carnavales canarios
Las Niñas de la Banda en los carnavales de Las Palmas de Gran Canaria
Cabalgatas en los carnavales canariosRepostería canaria de carnaval
Los carnavales en la historia de Santa Brígida




No hay comentarios: